Distimia

distimia

Junio es una etapa difícil para todos y todas. A finales de junio es posible que estés agotado, sin energía, te duela todo el cuerpo y/o estés bajo/a de defensas y hayas pillado gripe, otitis, neumonía, gastroenteritis o cualquier virus de moda, por ejemplo la varicela. Tú o toda tu familia.

Es posible que el calor que viene ahora, de verdad intenso y de verano, nos aplatane a algunos y a otros nos ponga agresivos.

En mi caso además hay una crisis personal y familiar con la separación, que se junta con el fin de mi contrato laboral. Sin empleo, sin dinero, intentando sacar jugo de mis recursos, con deudas…una españolita más con un hijo que mantener y cuidar. Cansada de todo el curso, de lidiar con una mediación inacabable, con eternas tareas domésticas y administrativas pendientes…como maestra, como madre y como empleada, me ha invadido el desaliento. Necesito vacaciones, pero hasta mitad de julio, cuando el padre se lleve el peque a Huelva, no podré descansar.

De mientras, veo a mi alrededor a gente agotada, aplatanada o agresiva conmigo (por suerte en pocos momentos y pocas personas) , hombres sin afeitar con la barba descuidada, niños y padres malitos, y yo…yo misma sin energía, con dolor en todos los huesos del cuerpo y sin ganas que no sea quedarme todo el dia en cama comiendo dulces.

No se trata de una depresión sino de un estado de ánimo cansado, sin ganas de nada, ni de hacer ni de pensar…no hay ganas de chatear, ni tuitear, ni escribir posts, ni moverse, ni comer ni beber, ni charlar con nadie. Es un estado de desánimo completo, de languidez, de soledad y hamaca hawaiana entre palmeras.

Y sé que no puedo pararme, he de seguir, he de hacer comidas, cenas, ducharme y duchar al Corderito, pelearme con él para que recoja sus juguetes.

Y lo peor fue esta mañana escuchar a Corderito decirme:

“No quiero recoger nada. Yo no trabajo. Aqui la unica que trabajas eres tú!” ¡Adiós se fue el igualitarismo de madres y padres que trabajan fuera! y tampoco ve que el padre no haga nada y yo sí , no puede comparar nuestros roles porque ya no vivimos juntos. ¡Ay que el machismo viene arraigado en los genes!

Así que, por mis muertos que hoy me sacudo de ese desánimo y hago que Corderito colabore recogiendo sus zapatos, libros y juguetes.

Es que no se puede ni estar distímico teniendo hijos, jejeje  Eso sí, los niños están mucho más relajados y contentos. Que no tengan escuela les encanta.

Y tú, ¿estás distímico? ¿Te peleas con todo el mundo? ¿O te atraparon todos los virus?

Cuéntame tus síntomas de finales de junio….¡y feliz verano! 🙂

6 comentarios en “Distimia

  1. Ay, Ana… Yo me quedo con tu ” por mis muertos que hoy me sacudo de ese desánimo”, seguro que lo consigues, aunque cueste. No te ralles mucho con las frases de los niños. Son sintomáticas, desde luego, pero ir educándolos día a día también suma, todo acaba por caer por su propio peso. Al tiempo… Muchos ánimos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s