Rosa vs Azul

Imagen

A menudo pienso  ” ¡menos mal que no tuve una corderita!

No es que prefiera los niños a las niñas…de hecho al princpio soñaba con una niña…y pensaba que si tenía una corderita, como buena feminista que soy, le iba a mostrar el poder femenino a tope. Sólo veríamos películas de superheroínas como “Catwoman”, “Electra”, “Sheena la princesa guerrera”, la saga de “Tomb Rider” con Lara Croft, y por supuesto en Disney “Mulan” y “Rapunzel”. Tengo una amiga que me ha advertido que con semejante aluvión de “woman power” mi hipotética hija podría volverse lesbiana. (Sin comentarios)

Pronto me di cuenta de que era mejor haber tenido un corderito. Para empezar, no tengo que vestir a Corderito como una muñequita…olvídate de coleteros, pinzas para el pelo, “hello kitty”, bolsitos, vestidos y falditas. ¡Lo que te vas a ahorrar en ropa, Oveja! Tener un niño seguro que es mucho más barato. (Umm, qué lástima…ahora que lo pienso…a mí me gusta el gato japo…hola gatita!..y lo divertido que debe ser vestir y peinar a una niña..snif snif)

Nada me impide ponerle las mismas películas al niño, para que se vaya enterando de lo que vale un peine una mujer. Ahora mismo no se entera de las diferencias entre hombres y mujeres. El cree firmemente en que hombres y mujeres somos iguales…por eso le pide a su padre que le de el pecho. Error, Corderito. (O como decimos en casa: “Epic fail”).

El sexo de la criatura es importante y al sexo le rodean ciertos símbolos…porque resulta que lo de asociar el rosa a las niñas y el azul a los niños, que yo pensaba antes de ser madre que debía de ser cosa de los años 50, sigue de actualidad. Dicen que es para diferenciarlos cuando son bebés. ¡Y un cuerno! yo he llegado a vestir a Corderito de marinerito casi, todo azul de cabeza a pies, y me han seguido diciendo: -Uy que niña más mona!- Osea que no es útil.

Basta con ir a una tienda de juguetes y te das cuenta de los juguetes que son “para niñas”: todo es rosa. Y da la casualidad de que yo odio el rosa. Qué alivio no tener que soportar la etapa “de princesita”. Sé que me iba a “comer el rosa con patatas”, porque tengo claro que no voy a imponer lo que van a llevar mis hijos (mi madre sí lo hacía y aún tengo trauma por ello) sino que les dejaré elegir su ropa. Y si ello incluye collares de pinchos a lo punkie o vestidos rosas pues….qué remedio. Estaba dispuesta a morderme la lengua y ocultar mi aversión por el rosa…pero ya no tengo que hacerlo.

¿Y qué decir de los juguetes? Todos los de niñas son rosas, mientras que los de los niños son multicolores. ¿No me creéis? Buscad en google “juguetes para niñas” y dadle a “imágenes” y todos son rosas…hay barbies, cocinitas, casitas y bebés. También hay motos y ordenadores rosas. En esto hemos avanzado. Ahora poned “juguetes para niños” y dadle a “imágenes”. Salen juguetes de muchos colores y mucho más variados…instrumentos musicales, trenes, juguetes creativos…De verdad que no sé cómo las mujeres no hemos salido todas rubias y tontas… Odio todas esas imitaciones de “rol play femenino” cuidadora de bebés, planchas, escobas, lavadoras….ummm…decidme cuántos padres han regalado a sus hijos una imitación de minipimer o de carrito de la compra.(A mi me regalaron el baby mocosete que echaba mocos y meaba cuando le dabas el biberón, y otros tantos bebés de plástico que eran unos guarretes, con lo que machacaron mi instinto maternal desde bien pequeña..también me regalaron imitaciones de plancha y demás, con lo que odio planchar…)

En cuanto a las muñecas, gracias al Meb que no tengo que regalar a Corderito ni barbies, ni monster high ni bratz….aunque las bratz me caen más simpáticas…las barbies, por supuesto, las odio. Las monster high me parecen sencillamente monstruosas, así que cumplen su misión. En general he visto muchas muñecas que parecen anoréxicas y vestidas como zorrones. Uy, ya estoy hablando como mi madre 😀

Para cuando Corderito sea un niño hablador y pedigüeño (“Mamá, cómprame…”)  habrá pasado la generación de los feos gormiti y bakugan…¿Qué rayos habrá en su generación? No quiero saberlo, gracias.

A mí me encanta el color azul, así que sin problemas…sólo que desde recién nacido he intentado  vestirlo no solo de azul sino también de verde, de rojo, de blanco, de marrón, de naranja, de…solo me falta vestirlo de rosa. Me pregunto qué pasaría si viéramos a un niño cuya madre lo ha vestido con algo rosa. ¿por qué seguimos con esa tontería de los colores? ¡Poreque resulta que encima el rosa antes de 1920 era el color de los niños y el azul el color de las niñas! Y si no me creéis, leed ESTE link.

Yo estoy muy contenta de haberme evitado todas estas compras, de poner lacitos y de vestir de rosa a mi pequeño churumbel. Ovejo sueña con una hermanita para Corderito. Ya tiene pensado qué nombre ponerle y todo. ¡Ohhh ,no!

PD: este post podría ser dedicado a @nirosaniazul, porque tiene un nick tuitero que me encanta 😉 Y es lo que pienso…ni rosa ni azul.

 

 

 

 

5 comentarios en “Rosa vs Azul

  1. jajaja ¡Qué gracia me ha hecho leer tu última frase! 🙂 Gracias guapa. Justo lo que yo pienso también, efectivamente. Yo tengo niña, la visto de cualquier color, no lleva pendientes.. y la de veces que tengo que oir “que niño más mono.” Al menos podían preguntar si es niño o niña. Noooo…. directamente presumen que si no tiene pendientes ni va de rosa, es niño. En fin. Yo no creo en esa distinción de juguetes para niños y para niñas, creo que es absolutamente artificial y la generamos nosotros. Por supuesto los niños van desarrollando preferencias, y no solo influimos nosotros sino también el entorno y la sociedad. Pero al menos en lo que está en mi mano, yo opto por el multicolor y por no hacer distinciones, para que vea que eso de niña=rosa es algo cultural y un convencionalismo nada más. ¡Un besazo guapa!

    Me gusta

    • Lo de los pendientes también va en el pack jejeje
      Como decia Lore que le pasaba a la niña con su hermano mayor, nos influye la gente que nos rodea, el entorno, si hay hermanos…Está bien huir de convencionalismos y que sean ellos quienes descubran y elijan lo que les gusta.
      Un besote!!

      Me gusta

  2. Pues te cuento que mi primer hijo fue niño y yo lo vestía de todos colores menos rosa eso si, me encantaba verlo de rojo o amarillo, pero ahora con 4 años el escoge su ropa y busca puros superheroes y las combinaciones ni hablar, pero lo dejo ser, eso si cuando vamos de fiesta yo lo visto, y a mi nena que tiene 18 meses le pongo de todo incluso ropa que su hermano dejo en muy buen estado aunq tenga dibujos de carro =-)jejeje, eso si con una banda o chongos pa que vean q es niña, a mi me encanta verla peinadita pero ella odia todo lo que vaya en la cabeza bueno excepto los gorros, y de juguetes ni hablamos le han regalado muchas muñecas y ella con sus 18 meses pelea los carros de su hermano, le encantan los carritos, jijiji

    Me gusta

    • Creo que cuando quieren elegir su ropa hay que dejarlos como haces tú y así ellos van aprendiendo a combinar colores, etc…Ah, el hermano o hermana mayor siempre es una influencia para todo…yo tengo dos hermanos mayores y al final prefería los “juegos de chicos” 🙂
      Gracias por tu comentario.

      Me gusta

  3. Me ha encantado el post!!!! Tienes mucha razón, queda aún muchísimo trabajo por hacer en esta sociedad para limar, ni que sea mínimamente, estos estándards rosa-azul.

    Pero escribo porque quiero decir que aquí hay una que rompe con el molde, y es que mi hijo mayor, con 3 años, adora el rosa… No sé qué pensarán el resto de madres cuando me ven por la calle (la verdad que no me importa) pero lo adora hasta el punto de tener camisetas rosas, bambas rosas, juguetes rosas,… y es ahora (desde que ha empezado el cole) que de vez en cuando me suelta que ese juguete es de niña (mirando el catálogo de juguetes, por ejemplo), y me deja a cuadros, porque es algo que en casa (con dos hijos varones) nunca hemos comentado. A mis hijos les he comprado cocinita (con minipimer, tostadora y cafetera), conjunto de escoba, fregona y recogedor (que por cierto es el juguete estrella en mi casa, los dos lo han usado hasta la saciedad para limpiar el suelo a mi lado), carritos de la compra y cochecitos de muñecas con muñecas incluidas. Creo que el trabajo a hacer empieza en las madres con niños, que vean que si su padre arrastra su carrito es porque eso no es trabajo de mamá únicamente. Ellos imitan lo que ven en los adultos, ni más ni menos… imagino que, con el tiempo, la sociedad se ocupará de hacer que mi hijo rechace sus bambas rosas que ahora lleva con orgullo, o su paraguas de la pepa pig (rosa, por supuesto),… pero yo no voy a intervenir tampoco en eso, más que para apoyarlo y decirle, como comentáis, que son puros convencionalismos… de momento, me encanta que viva su vida con esta libertad de prejuicios.
    Estoy contigo, mamaoveja… es muchísimo más fácil educar a un niño que a una niña… qué lástima!!!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s