Portear un bebé

 

Esta entrada empecé a escribirla el 8 de octubre,  que fue el día internacional del porteo y ¡mirad cuándo la he acabado!

Para quien no lo sepa aún, portear a un bebé es llevar al bebé junto a tí usando un portabebés. De portabebés hay varios tipos:  puede ser un objeto, generalmente blandito y de tela, con refuerzos para la cabeza y tiras para ajustarlo al cuerpo, (como una mochila o un mei tai) o simplemente una tela de un largo especial que con una técnica adecuada te permite llevarlo (fular), o una tela a la que ha añadido unas anillas (bandolera).

SUGERENCIAS SI QUIERES PORTEAR A TU BEBÉ

1- Observa a tu hijo y escúchalo. ¿Qué es lo que quiere él? No todos los bebés son iguales. A algunos les encanta ser porteados y otros se volverán locos de llanto si se sienten demasiado amarrados. Cuando son muy pequeños es muy bonito portearlos y beneficioso, “piel con piel”, “fomento del apego”, etc…Son conceptos lindos…pero por más que deseemos portearlos y llevarlos contra nuestro corazón si ellos no lo desean no debiéramos imponérselo. Prueba a portear al bebé a ver qué pasa. Le gusta? A un 90% de bebés les gustará, y lo más seguro es que sí, pero si no le gusta no fuerces las cosas en plan “ya se acostumbrará”. Respeto para nuestros hijos desde que nacen.

2- Infórmate…pero de verdad. Páginas web hay muchas pero ya sabemos que en internet también hay mucha desinformación. Yo te sugiero “La red canguro”, una asociación sin ánimo de lucro que promueve el porteo. Si has llegado hasta aqui es porque estás buscando información…tipos de portabebés, cómo usarlos, cómo porteo a mi bebé y con qué…Si quieres seguir leyendo, esto te puede ayudar.

3-Busca a un/ una instructora de portabebés. A una especialista que los haya probado, que te pueda enseñar a colocártelo, a orientarte qué tipo de portabebés necesitas, en persona, en vivo y en directo…Asegúrate de que porteas a tu bebé de forma ergonómica. La salud de tu bebé no tiene precio. Si no tienes cerca ningún grupo de crianza, yo soy instructora de portabebés y pertenezco a la asociación de instructoras de portabebés “Llévame Cerca” de Susanne Lenk.  Si tienes cualquier duda, puedes aprovechar para preguntarme en el blog o enviarme un mensaje, que es gratis 🙂

4-Si elijes el fular, practica mucho los nudos…Encontrarás un montón de vídeos en youtube. Si te da miedo practicar con tu propio bebé, un muñeco “salao” es lo mejor que hay. (Muñecos rellenos de sal que ofrecen el peso similar al de un bebé de verdad).

5-Si tienes amigas o familiares que van a tener un bebé o lo acaban de tener, o incluso para los que aman salir al campo con sus bebés, ya sabes cual es el mejor regalo para estas navidades. ¡un portabebés ergonómico!

En otros países portear se vive con mucha más normalidad que en España. Aquí la costumbre de portear todavía está “en pañales”. Puede ser que tengas miedo de cómo e lo vaya a tomar tu familia o gente cercana…puede que te sientas “la oveja fuera del redil”…pero piensa que el porteo cada vez se va a ver más y más, y llegará un momento en que ver a bebés porteados será tan natural como ver a un bebé con chupete.

¿Cuáles son los problemas que nos encontramos para que no esté extendido en nuestro país?

-Tradición.

El carrito es más tradicional, extendido y conocido socialmente en nuestro país.

-Status.

Los carritos de bebé no suelen bajar de 250 euros mientras que una buena mochila ergonómica no pasa de los 120 euros. Esta diferencia de precio puede hacer pensar que el carrito es un bien elitista, destinado a exhibir un status económico. Cuanto más caro y fashion sea el carrito , más poder adquisitivo demuestras que tienes. Es como tener el último móvil o la última tecnología en televisión, o un coche super caro. Esto puede ser vivido así para algunas madres. Lo mismo que pasa con los carritos, hay bienes de lujo para todo, incluso cunas, muebles de habitación de bebé, etc.

-Prejuicios

De repente ves pasar a una madre con “un trapo enrollado” a su cuerpo y el bebé enganchado a su cuerpo, como en las culturas de América del Sur o Africa, onde las mujeres en el campo llevan a sus niños atados a la espalda mientras recolectan la cosecha…el prejuicio salta dando botes. ¿Y eso que es? Eso será para hippies, no? ¿Y es bueno llevar al bebé así? Así piensan muchas personas, que por desconocimiento, por desinformación, porque no están acostumbradas a ver muchas madres porteando sus bebés, tienen dudas de que eso sea natural o conveniente..y lo perciben como algo “alternativo”.

Para hippies? ¡Descarten esa idea por favor! Yo siempre hago la broma de que soy una hippie terminal cuando voy con el fular, me parece una idea graciosa.

Hay portabebés muy fashion. Hay meitais que son verdaderas cucadas . De hecho, hay muchos famosos porteando, y gracias a ellos el porteo se ha puesto un poco de moda. Yo intento ir siempre muy coqueta y arreglada, pero eso sí, porteando a mi pequeño.

Es normal que si no estamos acostumbrados y vemos algo nuevo nos entre la curiosidad, las ganas de saber…y a veces también es normal tener prejuicios, aunque estos nos impidan abrir las puertas al conocimiento de algo que podría ayudarnos un montón.

Es bueno llevar al bebé así? Buenísimo. No puede ser malo que el bebé esté cerca de ti, te huela y te sienta. El contacto humano no solo no es malo sino que es necesario. En cuanto a la postura del bebé, si lo llevas con la postura “de ranita”, con el cuerpo en forma de letra C, es la más idónea para su desarrollo.

Cuando porteo a corderito, veo todo tipo de miradas. Miradas de desaprobación de arriba abajo, que intento ignorar…”¿Cómo puedes llevar a tu hijo ahi? Seguro que estará incómodo”. Pero también miradas de madres que tienen que llevar a sus hijos en brazos porque están llorando mientras empujan un carrito de bebé vacío. “Como me encantaría en este momento llevar a mi bebé así. ¿Dónde habrá comprado esa mochila? ¿Como se debe de anudar el fular? ¡Me encantaría aprenderlo!”

-Falta de información y generación de mitos

Hay gente que intenta portear, pero portea mal, y otros que no portean porque creen que les va a perjudicar.

Felicité a una madre por llevar a su chico en un portabebés  pero, dado que la mochila que llevaba no era ergonómica y tenía la particularidad de poner a su chiquillo de cara al mundo, le recomendé que no lo hiciera. Me respondió:

-Ya lo se, el bebé tiene 15 días…eso es para bebés más mayores, cuando cumpla 6 meses-

-Noooo, nunca, nunca debes ponerlo así.-

-Nunca?-

-Nunca-

Hay gente que incluso me ha dicho que llevarlo de cara al mundo es lo mejor que hay. Estas personas no se han informado, y opinan desde el corazón, porque alguien les dijo, sin saber las repercusiones para la espalda del porteador y del bebé porteado. Un día hablaré sobre esas mochilas “colgonas”, en otro post.

Otros creen que si te duele la espalda no podrás portear. Mucha gente me dice: -¿Y como puedes llevar a corderito con lo grande que está? Te dolerá mucho la espalda, no? Yo también me sorprendo como ellos…tengo escoliosis dorsal y lumbar. Debería estar aullando de dolor por portear a corderito, pero no es así. Si lo porteas bien, de forma ergonómica, hay buena sujección en tu espalda y no se resiente. Al contrario, noto mi espalda mucho más fuerte, más recta, mi posición al caminar ha mejorado, mi musculatura ha trabajado y se nota.

O carrito o portear.

Me he encontrado con vendedoras de portabebés que afirman que portear “es una filosofía de vida”…y como vendedoras de portabebés, sólo y exclusivamente portean a sus hijos y el carrito es el mismo demonio. También tienen prejuicios pero a la inversa…(También se incluye ahi un poco de marketing, jejeje)

Mi opinión personal es que una cosa no tiene por qué ser excluyente de la otra. Creo que un bebé se merece vivir todo tipo de experiencias, y también es muy divertido rodar en un carrito de vez en cuando y sentirse la mar de independiente, mientras que otras veces prefiere traquetear en “bracitos de mamá” o siendo porteado. Un día querrás tomarte algo y poner a tu bebé a tu lado, pero el restaurante no dispondrá de trona y preferirás llevarlo en carrito…otras veces te será más práctico tomar el autobús o el metro mientras lo porteas, sorteando el handicap de los ascensores que no funcionan y escaleras. Yo recomiendo siempre tener un portabebés en la cesta bajo el carrito como recurso para calmar al bebé si se agobia del carrito y le apetece estar más en contacto contigo.

Creo que ni siquiera las madres deberíamos ser presa de nuestras propias creencias al 100%, construyendo limitaciones para los bebés. Yo estoy a favor de la crianza con apego y en contra de los métodos conductistas, pero tampoco me gustan mucho los extremos.

Mamás, papás, no tengáis dudas. Portear es muy bueno para la madre o padre y para el bebé. Favorece el vínculo con vuestro hijo, aumenta la autoestima en madres primerizas (y padres), da seguridad, calorcito, es tierno, fomenta la buena colocación y desarrollo de la columna de tu bebé, es práctico porque te deja las manos libres y puedes ir con tu hijo a todas partes, hasta de excursión a la montaña. Enriquece las experiencias y estímulos de tu bebé.

Una vez lo pruebes, pensarás: ¿Y por qué no lo hice antes? Puedes portear a tu hijo desde que es un recién nacido. Anímate.

 

MI OFERTA

Si buscas atención personalizada para que te enseñe algún nudo concreto o te de información, puedo ir a tu casa o puedes venir tú a la mía. Esta ovejita se desplaza. También hago talleres para varias madres, máximo 6. Envíame un email a infocorderito@gmail.com y te atenderé gustosamente.

¡Feliz porteo a tod@s!

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s