De madres y abuelas

 

Una mamá es una persona, siempre una mujer, que cuida un bebé muy chiquito en su panza durante 9 meses (a veces un poco más y a veces un poco menos) y cuando eso pasa se dice de esa mujer que está embarazada. Cuando veas una mujer embarazada, si tú estás sentado, no importa la edad que tengas, (a no ser que seas tan mayor que necesites el asiento porque seas muy mayor,  estés enfermo o te cueste estar de pie) siempre levántale y ofrécele tu asiento. Esta costumbre era muy solidaria y generosa pero se ha ido perdiendo y necesitamos que los niños de hoy en día continuéis con ella para que no se pierda del todo.

Un buen día el bebé empuja para salir de la barriguita y cuando por fin sale, a eso se le llama dar a luz o parir.

Sólo una mujer cuando ha parido se da cuenta de lo costoso que es tener un niño. Cuando yo era pequeña, sabía que estuve dentro de mi mamá y me sacó con esfuerzo y ayuda. Me imaginaba que había sido muy difícil, pero ,aunque me pusiera en su lugar, jamás pude llegar a valorarlo hasta que no te tuve a tí.  Ahora entiendo a mi madre mucho más, ahora sé lo que es querer tanto a alguien que lo antepones a tí mismo y lo mucho que nos preocupamos las madres para que nuestos pequeños esten bien. Es muy difícil ser mamá, porque tienes que enseñar a un pequeño lo que esta bien y lo que está mal, y a veces decirle que no a cosas que le gustan pero no le onvienen, y a veces castigarlo si se porta mal. Y duele mucho ver llorar a tu niño, verle enfermo, o enfadado contigo. Tú quieres que sea feliz y al mismo tiempo tienes que enseñarle a caminar por la vida, y eso no es fácil.

Cuando yo fui adolescente no traté demasiado bien a mi mamá. Me parecía que era muy injusta conmigo, que me sobreprotegía. No me dejaba llevar faldas cortas ni salir de noche. El resto de mis amigas lo hacía, sus padres les dejaban, pero mi madre siempre fue muy estricta y yo no lo llevaba nada bien. Ahora que te tengo a tí, me doy cuenta de que mi mamá sufrió mucho por mí, se preocupó de veras porque me amaba.

Cuando tú seas adolescente seguramente te enfrentarás a mí y a las normas del hogar. Es ley de vida. Todos los adolescentes lo hacen porque necesitan reafirmar su personalidad, sentirse independientes de sus padres, sentirse ellos mismos  y pensar por sí mismos…y empiezan a preguntarse si no estarán equivocados…empezarás a buscar tu propio camino. Cuando llegue ese día, recuérdame que te dé alas para volar, que no te las corte, pero sé prudente y recuerda lo que te habré enseñado, para que no vueles hacia el sol, como Icaro, y te hagas daño por tus ansias de descubrir.

Mi mamá se puso enferma, era muy mayor ya y yo sabía que le quedaba poco tiempo a mi lado. Así que aproveché para decirle lo que sentía por ella: Admiración, por haber tenido tres hijos sin ayuda, en un tiempo en que no existían los pañales deshechables, el lavavajillas, la secadora o el microondas. Amor, por haberme tenido y haberle costado tanto. Perdón, por no haberla entendido bien en su momento. Ella se fue,y la echo mucho de menos.

Me consuela saber que te conoció, que supo  que yo había sido madre igual que ella y que por fín me puse  de verdad en su lugar y ella fue consciente de eso. Mi mamá  era tambien tu abuela.

Un día serás un hombre y conocerás una chica, te enamorarás…puede que fundes una familia. Tener un hijo es algo muy importante, así que tienes que decidir bien cuando tenerlo y con quien. Algún día, gracias a tí, una mujer se convertirá en madre, y me convertirás a mí  en abuela. Puede que sí o puede que no, pero tendrás esa posibilidad cuando seas mayor. Un día quizás seas papá de otro niño y le enseñes todo lo que ahora tienes que aprender. De momento eres un niño, un bebé muy pequeño de 9 meses, que irá creciendo y un día aprenderás a leer, y más adelante puede que el blog de mamá, donde ella escribe, todavía exista y leas esto que te cuento.

Una madre quiere muchísimo a sus hijos, con un amor infinito, como yo te quiero a tí, y  las abuelas aman muchísimo a sus nietos, como tu abuela María..Ella siempre tuvo un lugar especial en su corazón para tí,y nunca te olvidó, hasta cuando le fallaba la memoria en la UCI (una sala especial llena de médicos que atienden a enfermos muy enfermos)  se acordaba de tí y de mí. Puede que no recuerdes como era, pero nunca olvides a tu abuela, porque nos amó mucho a los dos.

 

(Para mi peque…y también para  mi madre. D.E.P)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s